El final del camino



Despues de toda una vida de duro trabajo el destino es un frío solar al lado de la vía del tren.

8 comentarios:

  1. ¿Que era que, Arena?
    El terreno era un viña que posiblemente daba de beber a una familia y los vehículos que ahora son chatarra antes de la crisis eran herramientas de trabajo.
    Las máquinas merecerías ser recicladas, la viña merecería tener su suelo sin contaminantes y yo merezco tener mejores vistas desde mi cocina.

    ResponderEliminar
  2. Aclarado Logio, tienes toda la razón del mundo, aunque sigues teniendo de vistas unas montañas preciosas y esas no te las quita nadie!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ahí tienes unas fotazas de amasijos que bien merecen la pena, al menos... así en sepia o contundente b/n. Esas exacavadoras son una tentacion eh?

    Pues como pase por ahí medio ambiente... no se, no se...

    ResponderEliminar
  4. Ya pasó... Y gracias a su paso está cerrado y los niños no tienen fácil acceso... en principio.

    ResponderEliminar
  5. un lugar sin aparente interes lo has convertido en una buena foto

    ResponderEliminar
  6. Mesmo parece o almacén do meu amigo Eloy

    ResponderEliminar

Un millón de gracias.

Influencias

Volviendo la Vista Atrás