La hora azul




Los que viven ahí detrás acostumbraban a llegar tarde así que el ayuntamiento les puso un reloj así de grande para que dejaran de hacerlo pero los empleados municipales se equivocaron y lo pusieron mirando al mar.

8 comentarios:

  1. Menudo relojazo!! madre mia que horas son...yo hace tiempo que no hago tarde.

    ResponderEliminar
  2. Este reloj debe ser del mismo dueño que el de las cerillas jejee
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ja, ja, no había caído yo en eso.
    Los que no sabéis del tema que sepáis que Johnny se refiere a estas cerilla.

    ResponderEliminar
  4. Bonita musica, para ver pasar el tiempo. Simpaticas las cerillas.

    ResponderEliminar
  5. ¿El reloj es de bolsillo, verdad? Caray, sí que son sutiles, menos mal que los empleados lo pusieron mirando al mar, ¿solidaridad obrera? Jajaja. Una foto muy simpática.

    Un abrazo,

    Margarita

    ResponderEliminar
  6. Moi boa iniciativa pero como case sempre "cagada" á hora de instalar. Xa se sabe, hai que facer mal as obras para que na seguinte lexislatura haxa outro presuposto que "defuntar".

    ResponderEliminar

Un millón de gracias.

Influencias

Volviendo la Vista Atrás