Estos dos si sonreían.



En defensa del protagonista de la entrada anterior debo decir y digo que trabajar en el mundo del humor no implica que uno tenga que estar todo el día sonriendo. He preguntado por el pregón y parece que ha gustado, no es para menos.

Estos dos amigos parece que están al principio de sus carreras.... lo digo por lo de los pañales y el chupete pero seguro que algún día se comerán el mundo.

11 comentarios:

  1. "trabajar en el mundo del humor no implica que uno tenga que estar todo el día sonriendo"

    Ni ser ministro/a de Educación implica que no puedas ser un maleducado.

    Ni ser... (seguro que a alguien se le ocurre alguna más)

    ResponderEliminar
  2. Eh , Marcelo, despierta¡¡¡¡

    Menudo paquetón¡¡¡¡

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ni ser sacerdote implica que... uuuuuuuuuuuuuuuuuyyyyyy me callo, me callo o me iré de cabeza al infierno sssssssshhhhhttttt!!!!

    0:)

    ResponderEliminar
  4. Ni ser ser gallego serlo "en el peor sentido de la palabra".
    Por cierto que el paquete deber ser insoportable con el calor que hace.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ésta seguro que te costó mucho menos!

    ResponderEliminar
  6. Por cierto: tu truquillo parece que funciona.

    ResponderEliminar
  7. Esta hasta fue un posado.
    Me alegro de que te funcione.

    ResponderEliminar
  8. Menudo paquetón y por lo que veo parece que la curiosidad también le llega a tu hijo.
    Tiene que estar el pobrecillo refrito con tanto relleno.

    ResponderEliminar
  9. Si, puede parecer que está mirando lo que hay debajo pero en realidad lo que hace es intentar apartar la inmensa pierna que lo aprisiona contra su prima.

    ResponderEliminar
  10. Si, Josete una prueba de que la realidad es poliédrica, bien podría estar explorando la calidad del relleno pero lo que hace es intentar apartar la inmensa pierna que lo aprisiona contra su prima.

    ResponderEliminar

Un millón de gracias.

Influencias

Volviendo la Vista Atrás