Un duro pelón



Cinco pesetas de Alfonso XIII de 1888.

12 comentarios:

  1. Toda una fortuna!!!

    en el 88

    bueno

    en el 1888...

    ResponderEliminar
  2. Cuando era pequeño me dio por coleccionar monedas y billetes, cierto es, que la afición se me ha pasado, pero de vez en cuando me gusta verlas,...ese olor a pasado.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo alguna moneda acuñada el año en el que nací, pero no me considero coleccionista, está claro que esas piezas tan antiguas, es algo valioso. ¿quién sabe si en un futuro no muy lejano dejamos de usar monedas...

    ResponderEliminar
  4. Me gustaría saber por que manos pasó esta moneda.

    ResponderEliminar
  5. Maravillosa pieza de coleccionista. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Siempre me han gustado las monedas,tengo una colección,pero nunca he sabido como sacarles fotos,sin duda la mejor manera es esta,la más sencilla.Saludos.

    ResponderEliminar
  7. De niño fui numismatico , que recuerdos, creo que tuve uno de estos, o de Isabell quizás. Pero me acuerdo de la peseta de 1944 la de 1, la perra gorda , la perra chica, los 10 cts, los 2 reales, los 25 cts de la républica, la 2.5 ptas, los 20 duros de plata que recuerdo, cunado llegue a la adolescencia lo vendí y me lo gaste en fiestas jajajaj, ahora me arrepiento , no de la fistas sino de haberlo vendido
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Si logio todo mas o menos bien. De momento no he vendido las arras de mi boda que son unas monedas como estas. Mi madre dice que son de plata, Tengo que mirar si son MS o MP.

    ResponderEliminar
  9. Qué bien se le ven todos los detalles. Es la primera vez que veo una de estas monedas. A mí me gusta mucho todo lo antiguo. Cuánta historia encierran, ¿verdad? Lo que me he quedado de piedra es con el precio que pueden alcanzar. Me voy corriendo al cajón del mueble librería a ver si tengo una perdida por allí, jaja. Mi marido tiene unos cuantos billetes de principios del siglo XX que se lo dio su abuela. Cuando los miras, no puedes evitar preguntarte cuantas cosas habrán visto...

    Un beso,

    Margarita

    ResponderEliminar

Un millón de gracias.

Influencias

Volviendo la Vista Atrás