¡Ah del castillo!


En un mundo en el que reinaba la ley del mas fuerte (como ahora) los poderosos se sentían seguros detrás de enormes y fríos muros. El tiempo demostró que nada es para siempre.

Actualización 17 de marzo de 2010:


Siguiendo con el juego instituido en este blog por Amio aquí va la versión de esta foto enviada por Merce:


6 comentarios:

  1. No estoy yo tan seguro de que, los poderosos, no sigan enrocados tras de muros inexpugnables.
    Bonita foto, buena música y oportuna reflexión.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy propio! Un conde temido, además -si no me equivoco.

    ResponderEliminar
  3. Si, Monforte visto desde la especie de capilla natural que hay cuando se sube, donde hay una virgen o algo así, con velones y cruces con flores, de lo que no encuentro información alguna por Internet.

    ResponderEliminar
  4. Pues mira que tengo yo subido ahí arriba un monton de veces, pero nunca se me ocurrió preguntar...

    Si me acuerdo, pregunto y te digo :)

    ResponderEliminar

Un millón de gracias.

Influencias

Volviendo la Vista Atrás